SERGIO MARTINEZ

Soy Sergio Martinez Vázquez, nací el 18 de  octubre de 1984 en Pinar del rio Cuba. Desde muy pequeño sentí un gran interés por la musica, ya que mi madre tambien cantaba.

Pasando el tiempo, siendo adolescente disfrute en 1997 de una pelicula llamada “Zafiro locura azul“ que trata de un cuarteto de musica cubana, que fue mi inspiracion. Desde entonces empeze a cantar en trios, cuartetos y vocales. Despues de unos años tambien le puse mucho interés a la musica mexicana y empece a cantar como mariachi solista.

En 2010 visite a mi madre en Alemania y alli conoci a mi esposa Maria del Carmen de nacionalidad española. Despues de muchos meses emigre a Alemania por ella. Por Carmen conoci la comunidad católica de Maguncia, ya que ella me llevaba todos los domingos a misa. Ahi empece a tener mas contacto con el Señor. Gracias a la oracíon, él me ayudo a sentirme mejor en este país, ya que al principio me costo mucho adaptarme. Mis formas de ver la vida erán diferentes al pensamiento europeo, ya que en Cuba se vive al dia a  dia y con mucha necesidad. Pero superé ese tiempo de cambio y supe que todo erá gracias al Señor.

En septiembre de 2017, fallecío mi madre repentinamente,eso me hizo caer en un vacío,que solo superé gracias al Señor y a mi familia.

Seguí adelante, luchando en mi trabajo y asi me distraía dia a dia. Pasando el tiempo, decidimos en 2018, preguntar en la parroquia, para casarnos tambien por la Iglesia y asi fortalecer, más nuestro matrimonio. Ahi nos dimos cuenta, que no fui bautizado. Sentia el llamado de Dios ,cada dia más fuerte.

El 16.09.2018 fuí bautizado, hice la comuníón y la confirmacíón a la vez, esto fue posible gracias al Padre Jan, párroco de la Comunidad católica de Maguncia. Hasta el dia de hoy me sentí muy en familia con las personas de la comunidad de Maguncia.

Cuando mi sobrina empezo la catequesis en Wiesbaden,mi cuñada nos invito un dia a visitar la misa

en Wiesbaden. Ese dia me dio una corazonada y un dia después, pregunté a Gema la secretaria ,si necesitaban más gente en el coro de la comunidad de Wiesbaden, ya que en Maguncia todas las plazas ya estaban ocupadas. Fue una casualidad que precisamente, sin yo saberlo, la encargada del coro queria dejar su puesto.

Asi empece a conocer a los miembros del coro de Wiesbaden y a la gente de la comunidad. El Padre Ferran, párroco de la comunidad de Wiesbaden, me llenaba la vida de alegría con la palabra del Señor y su forma de ser .Gracias a su ayuda, cada dia senti más cercanía hacia el Señor.

Ya que las parroquias de Maguncia y Wiesbaden se llevan muy amistosas, yo me siento en casa en las dos.

Entonces empezó lo que nadie se esperaba, la pandemia del Covid19 y la primera cuarentena en la cual también cerraron las Iglesias por un tiempo. Empezamos a transmitir las misas online, gracias a la ayuda de algunos miembros de la Comunidad, en especial con la ayuda de Martin, otro miembro del coro. En ese tiempo tan dificil para todos, yo empecé a escribir canciones cristianas que se  me ocurrían de la nada, como si el Espíritu Santo me estuviera inspirando.

Escribí una cancion detrás de otra ,sin poder parar, hasta el dia de hoy. Las canciones le gustarón muchisimo al Padre Ferrán y en la parroquia ayudaron a mucha gente a reflexionar y orar en estos tiempos tan dificiles. Estoy muy agradecido con Dios por haber estado siempre a mi lado y  haberme dado  ese don de poder transmitir a traves de mis canciones la Fe y la esperanza,que tenemos en él .

Gracias por siempre Jesús!